domingo, 13 de diciembre de 2009

El bosque...


Ayer hicimos JL y yo 28 kilómetros por el bosque de la Breña, una gran lechuza se hizo al cielo asustada por nuestra presencia, el silencio, el silencio nos envolvía, paso a paso el corazón se ensancha con tanta belleza. Llegamos a la Torre de la Tembladera y el espectáculo era sobrecogedor, tanta belleza te ahoga...la emoción de sentir tanta fuerza en la naturaleza...el estrecho gris y sombrío por la noche que llega; una bajada larga, muy larga...la respiración de mi compañero, la mía, nos adentramos en el bosque y las sombras nos tragan, hace frío, mucho frío, el alma del bosque susurra. Vamos andando mirando las raíces traicioneras que pueden darte un disgusto y nos pasamos un cruce, nos desorientamos, no es conocido el camino...el bosque en su negrura nos acoje, el silencio que no cesa, estamos perdidos, el árbol caído que cierra el camino no llega, no lo hemos pasado y eso significa que hemos cogido otro sendero; mentalemente hago reciento del agua que me queda, y de lo que llevo de abrigo...llegamos al enlace, estamos de nuevo orientados.
Ha sido un buen día...
Sed felices o, al menos intentadlo...

12 comentarios:

  1. Mi querido Runner: Es una descripción preciosa y llena de poesía y es que el estar en contacto con la naturaleza nos hace vivir los más bellos sentimientos y sensaciones.Gracias por describirlo de la forma en que lo has hecho.

    Mil besos y mil rosas.

    ResponderEliminar
  2. Caramba. Muy chulo el relato. Esas situaciones son las que hacen hermanos verdad?

    ResponderEliminar
  3. Ahhh, me ha llegado, me ha llegado el frio, la oscuridad, la emoción...

    ResponderEliminar
  4. Nos queda aún la naturaleza y nos quedan narradores como tú, para describir hermosos parajes, Foto y relato ahogan la emoción...

    abrazos, Monique.

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas!! Gracias por pasarte por "mi casa", :) Un placer conocer gente y ampliar horizontes... ¡Y qué horizontes! Bonito relato.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. el bosque te abraza,
    a veces con demasiada fuerza...

    besos y luz

    ResponderEliminar
  7. Y no es genial?? Ese momento dificil en el que te das cuenta que no está todo bajo control?? Esos 2, especialmente largos, segundos en los que tu mente es consciente de que hay que improvisar y aparece la incertidumbre de no saber qué va a pasar.. pienso esto porque queda todo en una interesante anécdota!!

    ResponderEliminar
  8. Hermosa descripción de un pedacito de vida.

    ResponderEliminar
  9. uff, que momento cuando uno se siente que erró el camino...
    Y que momento también, cunado finalmente llega la tranquilidad del buen camino...

    besote

    ResponderEliminar
  10. Runner:

    La tranquilidad y sabiduría sigan acariciando tus caminos y compartiendo con nosotros, felicidades!!!!

    besos, Monique.

    ResponderEliminar