miércoles, 16 de marzo de 2011

Lunas...

Son las seis y media de la mañana, salgo de casa y miro el cielo, acaba de llover y las nubes abren un hueco, la veo encima de mí, pienso en el ciclo de la luna, una y otra vez la vemos menguar y crecer, pero siempre está ahí arriba, da igual que no la veamos, la sentimos; si es capaz de mover mareas ¿qué no hará con nuestro interior?. Ya no la veo, sólo percibo el resplandor, pero sé que está esperando que se abra un hueco en el cielo. El frío de la mañana me acaba de despertar, la ciudad se despereza, de vez en cuando miro arriba, las nubes se han cerrado alrededor de ella; sé que sólo tengo que esperar para poder disfrutar de su estampa en el cielo.

sed felices o, al menso, intentadlo...

2 comentarios:

  1. la noche clara de blanca luna
    apenas sueña con la madrugada
    todavía...

    saludos nocturnos!

    ResponderEliminar